Las tendencias en cocinas para el 2015 siguen la línea que ha venido imponiéndose en los últimos años: cocinas abiertas, que comparten espacio con el salón, cocinas minimalistas, cocinas con muebles rectos y materiales fáciles de limpiar, pero sin renunciar a la calidad. La cocina es cada vez más un espacio de convivencia, de experimentos y de placer.